FRANKLYWNOW - Abogados: Detención de familias de inmigrantes es larga

Abogados: Detención de familias de inmigrantes es larga

By Por SETH ROBBINS
Associated Press

SAN ANTONIO, Texas, EE.UU. (AP) - La detención de mujeres y niños que cruzan ilegalmente a Estados Unidos por la frontera con México es prolongada e insegura, dijo un grupo de abogados expertos en derechos de los inmigrantes que impugnaron los dichos del gobierno de que la retención de las familias llegadas del exterior es breve y que su confinamiento no viola una prohibición antigua.

En un documento presentado el jueves ante la jueza federal de California Dolly Gee, los abogados dijeron que la salud y la seguridad de los niños inmigrantes es puesta en peligro debido a la atención médica y psicológica "claramente inadecuada" que se les brinda en las instalaciones de detención, en las que -afirman- se mantiene rutinariamente a las familias durante más de un mes.

Según el gobierno, se retiene a las madres y los niños sólo unas semanas mientras se procesan sus solicitudes de asilo. Sin embargo, los abogados dijeron que las familias son recluidas periodos más largos porque los funcionarios de inmigración demoran las investigaciones y los trámites de esas peticiones, obstruyen rutinariamente el acceso a la asistencia jurídica y porque las fianzas son muy altas para que las mujeres las paguen a fin de garantizar su puesta en libertad.

Los abogados mencionaron amplias quejas contra la atención médica en las instalaciones de detención, como ausencia de tratamiento o males que pasaron inadvertidos, situaciones que derivaron en la hospitalización de algunos menores, falta de medicamentos, vacunas equivocadas y esperas extremadamente largas.

"Los niños son puestos en peligro todos los días", dijeron los abogados en el documento.

El gobierno ha canalizado millones de dólares a dos grandes centros de detención en Texas para mujeres y niños después de que decenas de miles de familias inmigrantes, en su mayoría madres con niños procedentes de América Central, cruzaran el verano anterior el río Bravo (Rio Grande en inglés) que demarca parte de la frontera entre Estados Unidos y México. Una tercera instalación de menores dimensiones se ubica en Pennsylvania.

Todas estas instalaciones son supervisadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) en tanto que son administradas por empresas carcelarias privadas. En conjunto albergan a unas 1.400 personas, una cifra menor respecto de las 2.000 a principios de este verano.

Las autoridades de Seguridad Nacional y del ICE han dicho que tienen el propósito de dejar en libertad a las familias apenas las entrevisten, el primer obstáculo para que les concedan el asilo. En las últimas semanas, aumentaron las mujeres puestas en libertad después de que les colocaran tobilleras electrónicas de vigilancia, a veces bajo presión y después de que les fijaran las fianzas, dijeron los abogados en el documento.

A finales de julio, Gee dijo en un fallo que Seguridad Nacional debía dejar en libertad a todos los menores de esos centros "sin demoras innecesarias" junto con las madres que se considere que no huirán o no representan un peligro para la seguridad nacional. Muchos inmigrantes han solicitado asilo debido a que huyeron de la violencia familiar y la violencia de las pandillas en sus países.

La semana pasada, los abogados de Seguridad Nacional solicitaron a la jueza que reconsidere su fallo y afirmaron que los periodos de retención fueron acortados en tanto que reducirlos todavía más podría propiciar otra oleada de inmigrantes procedentes de América Central.

Los abogados han solicitado a la jueza que haga valer su fallo previo en el que solicitaba la rápida libertad de las familias.

Peter Schey, uno de los principales abogados y director ejecutivo del Centro Pro Derechos Humanos y Derecho Constitucional, calificó de inhumana la política de retener a los menores y agregó que el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, debería "avergonzarse" por "tener detenidos a chicos en prisiones para adultos que son inseguras".

Gee dijo en su fallo emitido en julio que la detención de menores viola partes de un acuerdo de 1997 que ampara a todos los que tengan confinados las autoridades federales de inmigración, y que las instalaciones no estaban debidamente autorizadas para cuidar a los chicos.

De septiembre de 2013 a octubre de 2014, unos 68.000 miembros de familias de inmigrantes fueron detenidos cuando cruzaban la frontera, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. De octubre pasado a junio de este año, menos de 27.000 fueron detenidos, reducción que las autoridades atribuyen a una mayor vigilancia en la frontera de Estados Unidos con México.

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Powered by Frankly
All content &copy; Copyright 2000 - 2020. All Rights Reserved. <BR>For more information on this site, please read our <a href="//wnow.worldnow.com/story/18990/this-web-sites-privacy-policy" >Privacy Policies </a>, and <A HREF="//wnow.worldnow.com/story/18991/this-sites-terms-of-service">Terms of Service</A>.