FRANKLYWNOW - Perú: destruyen 108 campamentos de mineros ilegales de oro

Perú: destruyen 108 campamentos de mineros ilegales de oro

Published: Updated:
(Foto AP/Rodrigo Abd). Agentes de policía permanecen de pie junto a un cráter creado por mineros de oro durante un operativo policial para erradicar la minería ilegal en un área conocida como La Pampa, en la región peruana de Madre de Dios, el miércole... (Foto AP/Rodrigo Abd). Agentes de policía permanecen de pie junto a un cráter creado por mineros de oro durante un operativo policial para erradicar la minería ilegal en un área conocida como La Pampa, en la región peruana de Madre de Dios, el miércole...
(Foto AP/Rodrigo Abd). Una llamarada se eleva sobre un campamento de minería ilegal de oro después de que las autoridades prendieron fuego a maquinaria y gasolina utilizados por los mineros, parte de una operación para erradicar la minería no autorizad... (Foto AP/Rodrigo Abd). Una llamarada se eleva sobre un campamento de minería ilegal de oro después de que las autoridades prendieron fuego a maquinaria y gasolina utilizados por los mineros, parte de una operación para erradicar la minería no autorizad...
(Foto AP/Rodrigo Abd). Un policía descansa durante la destrucción de un campamento de minería ilegal de oro en el área conocida como La Pampa, en la región Madre de Dios de Perú, el miércoles 12 de agosto de 2015. Las autoridades han lanzado 15 de ese ... (Foto AP/Rodrigo Abd). Un policía descansa durante la destrucción de un campamento de minería ilegal de oro en el área conocida como La Pampa, en la región Madre de Dios de Perú, el miércoles 12 de agosto de 2015. Las autoridades han lanzado 15 de ese ...
By Por FRANKLIN BRICEÑO
Associated Press

LA PAMPA, Perú (AP) - Sentada sobre su maleta negra, Patricia Quispe amamantaba a su hijo mientras miraba cómo las paredes y techos de plástico de los campamentos se derretían por el fuego. Su marido había sido detenido poco antes por la policía, que desalojó un área de 15 kilómetros cuadrados donde vivían unas 10.000 personas, la mayoría de ellas dedicadas a la minería ilegal en la mayor zona de extracción artesanal de oro de Perú.

"No sé qué voy a comer más tarde", dijo la mujer de 24 años a The Associated Press junto a una silla de comer para bebés, un carrito y un colchón destripado.

Los uniformados llegaron en helicópteros y autobuses para combatir la minería ilegal, considerada un delito desde 2012 y que desde esa fecha hasta marzo de este año lavó activos por más de 4.299 millones de dólares, según cifras de investigadores oficiales.

En medio de la selva destruida y con cantidades indiscriminadas de mercurio desperdigadas por la arena, la policía halló 154 motores usados en la extracción de oro escondidos bajo la tierra por los mineros con la intención de que no fueran descubiertos. Las máquinas fueron dinamitadas.

El terreno mostraba enormes cráteres llenos de agua marrón de donde los mineros extraían oro. Junto a ellos los agentes hallaron 16.000 metros de mangueras y 11.000 metros de tubos usados para llevar o retirar el agua. Pese a la destrucción, decenas de mineros esperaban que el operativo culmine para continuar en la zona.

"Esta amenaza ha sido determinada a nivel mundial y la actividad minera ilegal es una de las que más contamina y depreda el medio ambiente", dijo César Sierra, coordinador general de la oficina del Alto Comisionado de Asuntos de Interdicción de la Minería Ilegal.

Perú es el primer productor de oro en Latinoamérica y el séptimo a nivel mundial. Según cifras oficiales, al menos 5% de las 141 toneladas de oro producidas en el país en 2014 provinieron de la minería no autorizada.

Los agentes también quemaron 108 campamentos de madera que funcionaban como restaurantes, hoteles, tiendas compradoras de oro y burdeles. Uno de ellos, llamado "Las Gatitas", se convirtió en el cuartel temporal de la operación junto al cual se izó la bandera de Perú.

Un recorrido al interior de los campamentos daba la impresión de que sus habitantes habían tenido poco tiempo para escapar. En una tienda se veía sobre una mesa de madera un tazón de ensalada de verduras junto a una cuchara, mientras que en otra había gallinas amarradas a la pata de una cama.

"Acá se cometen otros delitos conexos como la trata de personas. Yo le llamo esclavitud. Existen niñas que llegan engañadas de las zonas del Cusco y sabe Dios si salen vivas de estas selvas", dijo Sierra, ingeniero de caminos y excoronel del ejército.

Según la organización Huarayo, enfocada en los problemas de la niñez, hay unas 300 menores de 18 años víctimas de la trata en esta zona del sureste de Perú.

"Es una cifra conservadora; podrían ser más", dijo su director, el sociólogo Oscar Guadalupe.

Otros 15 operativos contra la minería ilegal, con un valor promedio de 375.000 dólares cada uno, se han realizado desde 2014 dentro de unos 1.864 kilómetros cuadrados que conforman los alrededores de la reserva nacional de Tambopata, donde 500 kilómetros cuadrados han sido depredados y ha existido un uso indiscriminado de mercurio, según las autoridades.

Lenin Valencia, investigador de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, dijo que las actividades de minería en la zona de La Pampa continúan porque el precio del oro, actualmente a 1.084 dólares la onza, todavía es rentable y atrae a mucha gente para que desarrolle esas actividades ilícitas en los alrededores de la reserva Tambopata.

El experto afirmó que el uso de la fuerza en los operativos es necesario cuando se producen actos ilícitos, "pero no es suficiente".

"El estado en general tiene muchas deficiencias; hay lentitud en el poder judicial para procesar en la cadena de la extracción del oro que termina comprado en mercados de Estados Unidos o Suiza", dijo. Recientemente, el portal de periodismo de investigación Ojo-Publico.com halló documentos de fiscalías de Perú que identifican a dos refinerías suizas como receptoras de oro sospechoso de provenir de la minería ilegal hasta 2013.

Valencia mencionó que el estado debe promover otras actividades claves en Madre de Dios como el ecoturismo y la conservación.

Otros críticos de los grandes despliegues policiales consideran que una medida más efectiva sería el cumplimiento de una norma que restringe el uso de combustible en la región, pero que debido a la corrupción de los funcionarios locales no se cumple.

"El combustible sigue entrando, sobre todo en la noche. No hay control policial eficiente, por eso un operativo es lo único que queda ", dijo un funcionario estatal que pidió mantener su nombre en el anonimato por no estar autorizado para hablar con la prensa.

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Powered by Frankly
All content &copy; Copyright 2000 - 2020. All Rights Reserved. <BR>For more information on this site, please read our <a href="//wnow.worldnow.com/story/18990/this-web-sites-privacy-policy" >Privacy Policies </a>, and <A HREF="//wnow.worldnow.com/story/18991/this-sites-terms-of-service">Terms of Service</A>.